jueves, 22 de abril de 2010

¿Cerámica o brea de hulla?

Proponemos un pequeño experimento al alcance de cualquier persona que se acerque hasta el coto y recoja un trozo de uno de estos platos de tiro.  Es muy fácil, pues hay por todos los sitios.

1º - Con un cuchillo, navaja, etc., rallar un poco de este material.
Al rallarlo nos daremos cuenta que ni el barro cocido a baja temperatura es tan blando.



2º - Recoger el polvo resultante sobre un trozo de papél de aluminio.



3º - Con un mechero darle fuego por debajo.



4º - Oler con cuidado el humo blanquecino que sale.


El residuo  que queda son cenizas negras. No existe ninguna cerámica que se haga  cenizas con un simple mechero.  Y el humo huele como a brea o a algún derivado del petróleo.




0 comentarios: