viernes, 21 de mayo de 2010

Traducción del artículo publicado en el periódico BERRIA

18-05-18

La polémica en torno al Coto de caza situado en el Valle de la Valdorba (Navarra) se ha reavivado últimamente. Un grupo de vecinos ha creado un blog para denunciar los daños ecológicos que este ocasiona.
BERUNDU BAINO LEHEN *
Iñigo Astiz

Iruñea

Desde hace 24 años existe un coto de caza en la Valdorba (Navarra). Un coto de caza intensivo. A partir de su creación, en sus alrededores se han podido escuchar tiros sin interrupción, pues permanece abierto durante todo el año. Se trata de un coto privado, y desde que se constituyó ha existido polémica entorno a él entre la población. En estos momentos sin embargo , está más candente que nunca, desde que un grupo de vecinos creo un blog: coto-valdorba-basta- ya.blogspot.com.  Su propósito consiste en denunciar los daños que el coto de caza provoca al medio ambiente y su objetivo cerrar cuanto antes el coto. Mencionan el plomo de los cartuchos y los materiales tóxicos que se emplean en los platos de tiro, entre otros. Según el propietario, sin embargo, la empresa cumple todas las condiciones exigidas para la protección del medio ambiente, y las denuncias que se hacen en el blog son mentira. A modo de prueba esgrime el certificado ISO 14001 que premia la buena gestión ambiental. Unos y otros han puesto la discusión en camino de los tribunales.

Para algunos ciudadanos y cazadores el coto no es más que un espacio para el ocio, pero también es una fuente de contaminación, en palabras de los creadores del blog en contra del coto. “Es vergonzoso, dice Javier Murillo, uno de los creadores del blog, “ es escandaloso que en una zona con un ecosistema tan rico, se encuentre un espacio tan contaminante. Además también es ilegal, según sus palabras, ya que el coto está dentro de una Zona de Especial Conservación denominado Montes de Valdorba. Esto es, en un espacio protegido, y por eso a escrito una carta al Fiscal Superior de Navarra,  pidiendo que intervenga, pero todavía no ha recibido respuesta.

Protegido o sin proteger

El coto ocupa 6.500  hectáreas, y depende del Ayuntamiento de Leoz. Tiene terrenos en varios pueblos, Santsoain, Makirriain, Amatriain, Bezkiz y Benegorri , en concreto. En su interior cuenta entre otros con un área para practicar el Tiro al plato, otra para el Paintball, zonas para cazar perdices, faisanes, conejos, palomas y otros animales. En palabras de Murillo se encuentran en un espacio protegido.

A decir de Murillo el coto vulnera varias leyes aprobadas en Navarra, España y Europa. La ley foral de caza y pesca del 2005, por ejemplo. Según se recoge en ella los cotos de caza como el de la Valdorba podrán establecerse exclusivamente en zonas de escaso valor de fauna. El de la Valdorba, sin embargo, está en una zona protegida, y por lo tanto infringe la ley. Según Murillo, no es la única que viola. Tampoco cumple las correspondientes a la utilización de plomo, a la limpieza de residuos y las que se refieren al tratamiento y gestión de residuos tóxicos.

Otra es la versión de Juan Campos, el dueño del coto de caza. Al contrario de lo que se afirma en el blog del coto (www.valdorba.com), en sus palabras, el coto está fuera de ese espacio protegido. Así, los residuos de los platos y la munición de plomo que se utiliza para disparar contra ellos son legales. “Solo está prohibido usar perdigones de plomo en humedales, por lo tanto, nosotros, aquí no tenemos problemas”.

Platos de Brea

Por otro lado los miembros del blog dicen que los platos son de un material toxico llamado brea de hulla, y denuncian que sus restos se amontonan en varias parcelas de terreno. Para ello también han reunido fotografías. Según Campos, en cambio, los platos no son dañinos, y todos los días limpian los terrenos del coto, para que no haya residuos. Dice que también han realizado pruebas para medir la contaminación, y hasta ahora no han tenido problemas: “ Varios laboratorios han estado analizando las tierras de nuestro coto, y nunca se ha encontrado rastro de toxicidad.”

Los vecinos que están en contra del coto de caza denuncian en el blog que no hay valla de seguridad, que los cazadores dejan cartuchos por todas partes, y que también atacan a bienes del entorno.

Por su parte Campos dice que lo que se dice en el blog en contra de él y de su negocio son mentiras, y por eso ha puesto la discusión camino de los tribunales. Ha presentado una denuncia, por ahora contra el blog, y según dice, la Policía Foral ha abierto una investigación. Habrá que ver ahora si esas denuncias llegan a los tribunales o se quedan en mera investigación.

El descenso del milano negro
Además de a los animales que se cazan, el coto también perjudica a los que no se cazan, según dicen los autores del blog. Por su causa varias especies han desaparecido. En el 2004 la asociación Gurelur pidió al dueño cerrar el coto, porque se estaban perdiendo especies propias de la zona. La asociación denunció que junto con otras especies el milano negro también había dejado de hacer nidos. Según la explicación de los responsables del coto, en cambio, el descenso de estas especies no tenía nada que ver con el coto,  pues su desaparición era consecuencia del descenso general que estaban sufriendo estas especies.

Los responsables del coto dicen que lo que se caza lo repueblan, y por eso crían perdices, faisanes y otros animales en el mismo terreno del coto. Para introducir los que se han criado en lugar de los cazados. “La nuestra es caza sostenible”.

Protestas de los vecinos
En palabras de Murillo, otro es el caso de los pueblos en el entorno del coto. Lo que es difícil con los animales, más difícil le parece con la gente. Es imposible, a decir de él, llenar otra vez de gente los pueblos que están vacíos. Si, al menos, mientras el coto de caza continúe en marcha. Señala el ejemplo del pueblo de Bezkiz. “ Con el coto de caza han matado a ese pueblo”, dice. “Hace años que se despobló y hoy en día no vive nadie en él, ¡pero es que no se puede vivir! Una persona vivió allí hace un tiempo, pero ahora, allí, ¡no hay quien viva!”.

Las protestas en contra del coto de caza son tan antiguas como el propio coto. Por ley, un coto de caza puede durar diez años, y después, hay que presentar la propuesta de constituir el coto como si empezara de cero. El coto de Valdorba se constituyó por primera vez n 1986, y desde entonces a ahora se puede decir que se ha constituido tres veces. En tres ocasiones se ha iniciado, y en las tres ha habido protestas en su contra.

Así fue en la primera ocasión que se constituyó el coto, y también en 1992, cuando los dueños del coto pidieron permiso para construir un campo de tiro al plato. Los vecinos pidieron que se echara atrás el proyecto, teniendo en algún momento incluso que demostrar su propia existencia como vecinos.

Ese fue el caso de los habitantes de Sansoain. En el proyecto de construcción del campo de tiro al plato se afirmaba que su pueblo estaba vacío, y por eso, catorce vecinos presentaron una serie de alegaciones, manifestando que vivían allí y que estaban en contra del campo de tiro.

También hubo quejas en 1996, cuando se constituyó el coto por segunda vez, y también en el 2006, cuando se constituyó por tercera vez, pero el Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Leoz no tomaron medidas contra él, y le concedieron los permisos necesarios.

La responsabilidad del Gobierno

Esa es la principal queja de Murillo. “El Gobierno de Navarra” y el Departamento de Medio Ambiente son los mayores culpables de lo que pasa aquí, pero también el Ayuntamiento. Hay diferentes niveles de responsabilidades. El dueño del coto, Juan Campos es también culpable de lo que ocurre, pero está actuando a favor de sus intereses, claro. El Gobierno de Navarra, sin embargo, tendría que trabajar por los intereses de todos, y no a favor de los de Campos solamente. A favor del medio ambiente, y por lo tanto, el Gobierno de Navarra debería actuar a favor del interés general cerrando el coto de caza de una vez. Eso es lo que dice la ley, y eso es lo que tendrían que hacer.

Mirando para otro lado

“Por ahora parece que gracias al blog algo hemos movido”, dice Murillo, “porque la gente del entorno de la caza intenta hacer un lavado de cara”. Además de lo que han publicado, hay más irregularidades. “ Cuando empezamos a pedir el cierre del coto, reunimos cantidad de información en su contra, pero a medida que ha pasado el tiempo, cada vez hemos recopilado más cosas. No podíamos ni pensar que detrás de esto encontraríamos semejante cantidad de basura, pero así ha sido, tenemos entre las manos cartas todavía sin usar”.

Por eso, comenta Murillo que el blog ha tenido buena acogida, y ha sido un lugar inmejorable para hacer las denuncias que han hecho. Aun así, según dice, todavía les queda mucho trabajo por realizar. “Nosotros en el blog hemos puesto fotografías, pero al parecer, la gente no las quiere ver. Miran para otro lado”.


Pies de fotos:

Señales tiroteadas. Algunos vecinos han recogido en el blog contra el coto de Valdorba una serie de fotos de señales. La que está en la imagen es una de ellas, la cual indica que el pueblo de Bezkiz se encuentra a medio kilómetro. En la imagen de la izquierda se puede ver llena de agujeros, ha sido tiroteada, y esa es la señal que estaba hasta hace poco. A raíz de las quejas publicadas en el blog, sin embargo, las han cambiado, según dicen los contrarios al coto. La que aparece en la imagen de la derecha es la señal que hay en este momento. En el blog se recogen también otras tantas fotografías de señales.

Caza de iglesias. Cerca del coto de caza se encuentra Bezkiz (Navarra), así como su iglesia románica. Los miembros del blog en contra del coto de caza han denunciado que ésta ha padecido ataques de los cazadores que andan por allí. Tiene varios tiros en el pórtico, así como en el interior. La foto superior es prueba de ellos.

Plomo y brea. Los vecinos contrarios al coto de la Valdorba han denunciado que los platos utilizados en  el tiro al plato contienen componentes tóxicos. Según ellos, están fabricados con el material llamado brea de hulla, y son tóxicos. Añaden que está prohibido usar plomo en el entorno del  coto, porque está en un espacio protegido. A decir del dueño del coto en cambio, los platos no contienen ningún componente toxico y no son perjudiciales. Por otra parte, asegura que el uso del plomo solamente está prohibido en humedales, y por consiguiente, no hay inconveniente legal para utilizar este material en el coto.

Residuos en el suelo. Dentro del coto de caza de la Valdorba también se practica el tiro al plato, y según han hecho saber sus oponentes, a consecuencia de esta actividad,  el coto y sus alrededores quedan llenos de restos- los pedazos rojizos que se ven en la imagen son trozos de platos-. En el blog han recopilado fotografías que muestran terrenos repletos de materiales que se usan para la caza. Según dicen, aún así, es todavía peor en los espacios cubiertos de maleza, pues ahí no se realiza ningún tipo de limpieza. En palabras del dueño del coto, cada día se limpian los terrenos del coto, y se cumplen las correspondientes medidas de higiene y cuidado del medio ambiente.


*( Juego de palabras intraducible al castellano. Berandu baino lehen: antes de que sea tarde,  cambia berandu por berundu,  de beruna: plomo , antes de emplomarse o algo así vendría a ser literalmente).

0 comentarios: